¿Cuándo y por qué realizar una consulta de crianza?

Cuando sentimos que algo no está del todo bien en casa.

Cuando deseamos corroborar que estamos en el camino correcto.

Cuando no nos ponemos de acuerdo en la crianza de un hijo.

 Ejemplos de algunos motivos de consulta habituales:

“Estoy preocupada porque está durmiendo muy mal” “No quiere quedarse en el jardín” “Estoy embarazada y no se cuándo y cómo decírselo, pero seguro que ya lo sabe no?” “No puede parar, no le interesa un juego o juguete más de cinco minutos y lo tira como si fuera basura, lo único que quiere es llamar la atención” “No doy más”   “El pediatra me dijo que ya es hora de que deje el chupete pero no se cómo hacer, además toma mamadera de noche y tiene más de dos años”

La consulta de crianza es un tiempo y un espacio para reflexionar, hacerse preguntas, buscar alternativas y fundamentalmente partir de transformar la culpa en responsabilidad, las recetas aprendidas en sentido común y las certezas en dudas que ayuden a encontrar nuevamente un camino posible.

Es un espacio para descubrir cómo somos como padres de ese hijo aunque tengamos muchos hijos.

Cada hijo es único y diferente , cada consulta tambien lo es, y cada papá y cada mamá en el camino de la maternidad y paternidad irá encontrando la forma de ser cada dia los mejores papás que ese hijo necesita que sean.

Los invito a transitar  este camino juntos.

.

Prólogo de mi libro

Psicóloga y PsicopedagogaEste libro nació de las preguntas reales que madres y padres de diversos lugares del mundo formularon a su autora a través de la web. Y tiene por objetivo que las respuestas de Alejandra Libenson les sirvan a muchos otros padres en la tarea de criar.

Ningún niño es igual a otro; ningún padre reacciona de idéntica manera ante sus hijos. En consecuencia, no existen recetas mágicas para criarlos, sino caminos posibles, que se van descubriendo en el prolongado, arduo y maravilloso trabajo de ser padres. Respondiendo el interrogante individual, personal y propio de cada mamá, papá o adulto a cargo de niños, la autora nos va abriendo la puerta a diferentes formas de pensar la crianza de nuestros hijos, nos acerca soluciones insospechadas y nos ayuda a encontrar nuevos enfoques. Un libro diferente que parte de la convicción de que criar niños no es un adiestramiento ni un camino que se transita siguiendo consejos. “Criar hijos es crear personas, creer en ellos y crecer con ellos”